jump to navigation

En el horno enero 15, 2008

Posted by elpistolero in Buenos Aires.
trackback

Mientras esperàmos la llegada de Victoria (serà entre el 18 y el 25 de enero), decidimos con Paula tomarnos las vacaciones en Buenos Aires por primera vez desde que estamos juntos. Hubo varios motivos. El principal fue el embarazo de ocho meses. Està claro que cualquier inconveniente en algùn lugar de veraneo nos iba a causar muchos problemas, estar lejos del obstetra, lejos de la clìnica donde nacerà la niña era algo que no podìamos dejar de lado a la hora de definir. Tuvimos la idea de alquilar algo cerca de la Capital, en algùn country o barrio privado, pero lo exhorbitante de los precios nos alejò de aquel intento. Para que se den una idea, una casa de 3 ambientes con piscina y 20 metros de fondo, oscilaba entre los 8.000 y 12.000 pesos por mes.
Despuès de hablarlo mucho, enviàmos a los chicos a una colonia de vacaciones de 9 a 17, con pileta, mucho espacio verde, en grupos reducidos, donde incluìan almuerzo y merienda y distintos juegos de recreaciòn y deportes, màs cercano a un campamento que a encerrarlos en un club.
Tambièn decidìmos partir mis vacaciones (dejè dos semanas para invierno) y dedicarnos, en realidad debo decirlo en singular, a terminar algunos arreglos en la casa: lijar, pintar, ordenar. Aunque mi fuerte no es justamente el trabajo fìsico debo decir que lo hice bastante bien, escuchando los pedidos constantes de mi mujer para que la ayude en alguna tarea y aprovechando los ratos libres para arrojarme a mi nueva adquisiciòn: una pileta “Pelopincho” de lona de 4,35 x 2,25 x 0,80 de profundidad que por momentos me hizo olvidar el aire caldoso que se respira en Buenos Aires, si es que se puede llamar respirable a esa bola de fuego que nos rodea.
Tras 15 dias donde la ùnica diferencia que tuve con el resto del año fue no ir a trabajar, acostarme màs tarde, alquilar muchos dvd de pelìculas que no habìa visto, comer varios asados, tomar bastante vino y cerveza, ademàs de superar un antojo incontrolable de beber gaseosas y pedir helado dia por medio, debo decir que comienzo la cuenta regresiva para mi descanso durante el mes de julio.
En este horno no me quedo nunca màs.

Comentarios»

1. Jorge Vejarano - enero 16, 2008

Grande Pinson:

Desde aca te mando la mejor onda, yo cumplo el 28 de Enero, asi que te vas preparando para tener un hija re-genial.

2. Matías Maciel - enero 17, 2008

Muy bueno, Emi. Me hubiera encantado estar en alguno de esos asados.
Abrazo.

3. nicolas (el colo) - enero 17, 2008

tanta casas caras que se yo, la pelopincho te salva y se disfruta muchisimo. E imagino que disfrutaras estar en paz sin tus hijos y con tu mujer tomando una cerveza.
abrazo emi-


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: